31 dic. 2014

Escenarios y otras series atestigua la evolución pictórica de Inda Sáenz. Por Merry MacMasters, Periódico La Jornada.

Catálogo que reúne textos de expertos sobre la obra de la artista Escenarios y otras series atestigua la evolución pictórica de Inda Sáenz Merry MacMasters Periódico La Jornada Martes 30 de diciembre de 2014, p. 8 Escenarios y otras series (2014) se titula el catálogo de pintura de la artista visual y activista cultural Inda Sáenz (México, DF, 1957), publicada por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) como parte de los Proyectos de Inversión en la Producción de Pintura Nacional (Epro-Conaculta-INBA, 2012). El volumen comprende una serie de textos para o referentes a diferentes exposiciones que Sáenz ha tenido a lo largo de los años. Gracias a ellos, y las imágenes que los acompañan, es posible atestiguar la transformación que ha tenido su pintura, de una especie de expresionismo abstracto a una figuración que recrea el estilo pictórico de personajes como Diego Rivera, Otto Dix, Kathe Kollwitz y Max Beckmann. La crítica de arte Raquel Tibol escribió un texto para la exposición Escenarios para Jean Genet que tuvo Sáenz en 1995 en el Centro Cultural San Ángel. Escribe Tibol: la pintora "intenta construir los ambientes de angustia, soledad y silencio en los que transcurre la creación literaria de Jean Genet: continentes tenebrosos, materias opacas, nieblas amenazadoras, brumas blancas, ruidos perturbadores, rincones recónditos, formas embrionarias, apesadumbrados espejismos, pieles cenicientas". El primer cambio reconocible en su estilo, de acuerdo con el libro, se percibe en Proyecto para ciudad, exposición que tuvo lugar en 2002 en la Galería del Bosque, de la Casa del Lago. Al respecto, Jaime Moreno Villarreal escribió en el catálogo de la muestra que Sáenz presenta "imágenes y contraimágenes de las más importantes exploraciones constructivas de la plástica del siglo XX, en un arco de homenaje que se tiende del neoplasticismo de Piet Mondrian al constructivismo del ruso Vladimir Tatlin y al universalismo constructivo de Joaquín Torres-García, para culminar en una evocación del geometrismo dinámico de Wifredo Lam, con sus cualidades primitivistas y animistas". Retratos, autorretratos y guerras Un nuevo cambio se manifiesta en Maestras, discípulas y alegorías, exposición itinerante por el país en 2005, que se inició en el Museo Universitario del Chopo. En ¿Miradas múltiples, o un autorretrato simbólico?, Karen Cordero Reiman consigna ese cambio mediante una serie de "copias" de retratos o autorretratos de artistas como Artemisia Gentilechi, Angélica Kauffman, Anna Bilinska, Natalia Goncharova y María Izquierdo. Saénz redactó en 2007 el texto La cuna de la civilización para la exposición homónima que tuvo en la estación Centro Médico del Metro, dentro del programa El Museo del Chopo fuera del Museo. Se trata de dibujos y pinturas comenzadas en 2003, año de la invasión a Irak por las tropas estadunidenses y sus aliados, con "un enorme sentimiento de coraje e impotencia". En el camino le saltó a la vista "el papel de la fotografía como documento de guerra y la virtual ausencia en la actualidad de otros medios, como la pintura y la gráfica, para tratar este tema". En la búsqueda de iconografía que le ayudara a suplir la falta de imágenes sobre la realidad de la guerra en Irak se encontró con "gran cantidad de pinturas, dibujos y grabados de artistas europeos que expresaban su experiencia durante la primera y segunda guerras mundiales". Historia, revolución Todo es vanidad excepto amar al arte y servirlo, texto de Avelina Lésper, está relacionado con la exposición Construcciones, destrucción y vestigios, que Sáenz tuvo en 2011 en la galería José Luis Benlliure, de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México. Allí el galerista regiomontano Guillermo Sepúlveda conoció la obra de la pintora según consigna en su presentación del volumen. En 2012 Sáenz presentó la muestra Celebrando la historia, en el Museo Metropolitano de Monterrey. En su texto, La Revolución y 100 años en la pintura de Inda Sáenz, Luis Rius Caso señala que a partir de las pinturas de la artista cabe hacerse diversas preguntas que se han hecho los historiadores: “¿Ha muerto la Revolución Mexicana? ¿Fue un acontecimiento con límites cronológicos y programáticos precisos, acaso acotados estos últimos al aspecto agrario? ¿Se trató tan sólo de una reforma? O bien, tal vez se traicionó –como han sostenido varios autores–, o quedó interrumpida –como afirma Adolfo Gilly en un estudio célebre”. El catálogo concluye con una entrevista hecha a Sáenz por la periodista Blanca González Rosas. Actualmente, Sáenz exhibe su obra con el título Vestigios y presencias, en el Museo Dr. Luis Mario Schneider, en Malinalco, estado de México. http://www.jornada.unam.mx/2014/12/30/cultura/a08n1cul

No hay comentarios:

Publicar un comentario